Manejar de Noche la mejor experiencia en Moto

En Seguros Motos sabemos que la experiencia de manejar una moto de día es espectacular, pero tambien sabemos que hay muchos que les encantaría hacerlo de noche. Es por eso que en Seguros Motos te damos algunas recomendaciones para Manejar de Noche tu Moto y con mucha Seguridad.

Si de día te encuentras con algunos obstáculos y en ocasiones te es difícil evadirlos aunque los hayas visto con anticipación, imagínate Manejar de Noche donde no contamos con ese valioso tiempo de anticipación, es por eso que la mejor alternativa definitivamente es bajar la velocidad, y no necesariamente como abuelita, pero si a una menor velocidad a la que irían normalmente si fuera de día.

Y bueno, no solo se trata de que tú veas lo que hay en el camino, también es importante que los demás te vean a ti, por eso es aconsejable viajar con ropa reflectante, verificar que las luces de tu moto funcionen a la perfección, incluso podrías equiparte con algunas luces extras, faros de niebla y cualquier cosa que asegure que no pasarás desapercibido para cualquier otro vehículo que te encuentres en el camino.

Otro de los inconvenientes que puedes encontrar al viajar en moto de noche es la molesta luz alta de algunos vehículos que te topas de frente, si te toca el caso, lo más aconsejable es no mirar directo al frente, bajar la velocidad, desviar un poco la mirada a la derecha y enfocar en la línea blanca del camino para guiarte mientras pasa el vehículo.

Finalmente queda decir que durante la noche es aconsejable no realizar ningún movimiento brusco, es decir, evita frenar sorpresivamente, cambiar de dirección o realizar cualquier maniobra, de noche es mucho mejor tomarse el mayor tiempo posible para realizar cualquier movimiento y estar seguros de que quienes vienen cerca de ti se dieron cuenta que planeas hacerlo.

Es por eso que en Seguros Motos te damos algunos puntos para Manejar de Noche 

1. Lo primero que debemos tener en cuenta es que el campo de visión se reduce de manera notable, variando la manera que nuestro cerebro tiene de interpretar los colores, que son más difíciles de apreciar. Por este motivo hay que extremar la precaución y adaptar nuestra conducción a las circunstancias. En ese sentido hay que ser cautelosos en las curvas, bajar la velocidad con respecto a la que llevaríamos de día y evitar, en la medida de lo posible, trayectos largos.

2. Si vamos a hacer de manera premeditada un viaje nocturno, no debemos olvidar de hacer las pausas correspondientes y, lógicamente, habrá que salir después de haber descansado para evitar sustos.

3. Al igual que si circuláramos de día, hay que mantener la distancia de seguridad, aunque aumentándola, ya que debemos contar con la posibilidad de que el vehículo que circula delante nuestro tenga un sobresalto debido, precisamente, a la falta de visibilidad.

4. En este mismo sentido, hay que prestar más atención a los retrovisores, puesto que al haber diferentes focos alumbrando nos costará más distinguir qué viene detrás nuestro. En ese mismo sentido hay que tener en cuenta que los vehículos que vienen delante pueden deslumbrarnos a su paso, sobre todo en carreteras convencionales sin alumbrado, así que hay que estar preparado para ello y mantener la calma ante una situación que dura muy poco tiempo.

5. Una vez tenemos claros los puntos a tener en cuenta que se refieren a la circulación pura, no debemos descuidar nuestra visibilidad, buscando que el resto de usuarios nos localicen desde lejos. Para ello, una muy buena idea si vamos a conducir de noche es la de recurrir a un chaleco reflectante de moto o, si vamos a hacerlo de manera habitual, a ropa de moto de alta visibilidad Igualmente, podemos optar por accesorios que nos ayuden a ser vistos, como mochilas de alta visibilidad que, además de ayudarnos a transportar nuestras pertenencias, facilitarán al resto de usuarios a que nos vean.

6. Lógicamente, debemos repasar que toda la iluminación de la moto esté en buen estado, prestando atención tanto al estado de los faros como al de las bombillas.

En Seguros Motos para terminar te sugerimos que nunca olvides que la temperatura por la noche baja con respecto al día y al ir en moto,puedes pasar frío, mucho frío, así que no olvides llevar ropa adecuada, tubulares, guantes o el forro interior de las chaquetas de verano, así estarás cómodo y podrás centrarte únicamente en Manejar de Noche tu moto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *